sábado, 13 de septiembre de 2014

Acordándome de Escribi(Vivi)r

Últimamente he andado bastante liado con otras cosas, personales y profesionales que no me han dejado mucho tiempo para escribir. Ahora, con la vuelta al cole del peque, la rutina diaria (a veces necesaria, para poner freno a tanto caos), una mejor organización y que por fin me he comprado una agenda (reconocozco que soy un poco desastre) donde ponerme las tareas, puedo decir que estoy de vuelta. Al menos una vez a la semana me voy a obligar a sentarme delante del ordenador, en la silla que me dejaron a "fondo perdido" mis amigos Antonio y Laura y desde la cual les prometí que escribiría mucho. Es hora de ir cumpliendo conmigo mismo, y con aquellos que aunque pocos, les gusta que de vez en cuando les lleguen escritos míos.

Y para empezar con este nuevo propósito que mejor forma de hacerlo que poniendo en valor un par de reconocimientos que tengo pendientes por ahí. Alguno desde mayo de este año (os dije que soy un desastre, lo siento). No hay nada más grande que un "colega" te reconozca tu trabajo, la calidad de los mismos, la ilusión con la que lo haces y que en cierto modo, todo este mundo de la blogosfera sea una gran sala de los espejos donde todos, de un modo u otro, nos miramos entre nosotros y a nosotros mismos, tomando lo mejor de cada uno para seguir mejorando y aprendiendo.
Entre los blogueros nos hemos creado un sistema para reconocer aquellos blogs que nos gustan y son los Premios Blogs, cada uno de una procedencia y significado distintos, pero todos con un mismo fin. Animar al bloguero a que siga escribiendo y que este a su vez aliente a otros semejantes a que lo hagan.

Para mí es un placer que alguien como +Amparo Muñoz me tenga siempre entre sus candidatos para nominarme a unos Premios Blogguer. Ella que tiene una trayectoría bastante asentada, con un libro escrito #Nina muy recomendable y varias entrevistas realizadas en radio y foros, es uno de esos espejos en que yo me miro a la hora de escribir. Haciéndolo con pasión, con mis armas, y como ella dice, excavando en el alma, en la nuestra y en la de nuestra imaginación.
Por eso y desde aquí mi mayor reconocimiento a su labor como escritora, y sobre todo como persona y gran luchadora.  Su blog https://almadesilencio.blogspot.com.es de obligada lectura, sobre todo si quieres cura para tu alma...
Y mi agradecimiento por haberme entregado el Liebster Blog Award, otorgado en mayo 2014.





Para aceptar este premio tengo que nominar a otros diez blogs que lo merezcan a mi criterio, pero como es la tercera vez, creo, que me lo otorgan me parecería muy reiterativo hacerlo de nuevo.

En segundo lugar y por partida doble tengo que agradecer a +Laura Gaspar, que también me tenga siempre presente a la hora de entregar unos premios. Esta autora, es una chica joven, pasional, ilusionada y con mucha fuerza. Un tanto terca, pero que si sabe usarla para un buen fin, le servirá para alcanzar todo aquello que se proponga, sobre todo en esto de la escritura, donde siempre anda reinventándose y desarrollando proyectos, alguno de ellos ya en Amazon.com, y que seguro encontrará esa seña de indentidad que la haga diferenciarse del resto, como ya lo está haciendo.
A ella le debo dos premios cuyo reconocimiento voy a juntar en este post, para no hacerme muy pesado. 
El primero de ellos es un premio con una nombre muy extraño pero simpático al mismo tiempo, el Premio The Cracking Chrispmouse Bloggiwogward otorgado en Marzo de 2014.


Y el Premio Dardos, otorgado en Septiembre de 2014.



Por último, me gustaría recomendaros que entréis en su nuevo blog https://novela-cero.blogspot.com.es/ donde la colaboración a la hora de escribir es completamente libre, y donde cada uno puede aportar su idea de continuación de esta novela que está escribiendo y trabajando con mucho ahínco e ilusión.

Terminar agradeciendo a todos los que habéis confiado siempre en mí, una vez más,  y los que habéis hecho posible que en tan sólo un año y medio hayamos llegado a superar las 30.000 visitas, algo que nunca habría entrado en mis espectativas a tan corto plazo.

Ahora sí, puedo decir con tranquilidad y sin cargo de conciencia que estoy al tanto de las deudas contraídas con mi blog, mis benefactoras y mis lectores.

Y como me dijo Laura Gaspar en una ocasión, mi blog más que nunca debe Acordarse de Escribi(Vivi)r.


Isaac Ortigosa.