sábado, 19 de abril de 2014

Aquello Que Te Diría




Amate, amate como si no hubiera otra persona en el mundo, así, el mundo te amará. 
Quiérete, quiérete mucho. Sonríete en el espejo y dedícate la mejor de tus sonrisas y mantenla durante el resto del día y repítete que no tienes limites. 
Sueña a diario con amores imposibles, pero recuerda que las vallas te las pones tu. 
Ten paciencia contigo mismo, no te machaques, no te creas lo que te repites en tu cabeza a causa de tu fracaso, recomponte y empieza de nuevo. 
Huye del cumplido fácil y del amigo/familiar que se dejó vencer por la derrota. 
No sigas las opiniones ni las tendencias de nadie... marca tu propio estilo, ten tu propia opinión, ya verás como habrá más gente que opine muy parecido a como tu lo haces.
No te cayes ante las injusticias y da la cara, aunque te la partan, lucha por lo que creas que es justo.
No eres peor que nadie por no ser más alt@ o atlétic@ tu eres únic@ y no hay nada mas precioso en este mundo... no ruegues por lo que no te pueden dar, dejal@ ir, continua caminando, quien sabe a quien te encontraras en la siguiente curva del camino.
Por muy mal que vayan las cosas, créeme pueden ir a peor, así que alégrate por lo que ya has conseguido e ilusiónate con lo que estas por conseguir. 
Haz algo de deporte, no seas como yo, lee un libro, haz amig@s y no te avergüences de gritarle "te quiero" a ese/a amig@ que con sólo mirarte te llena el alma, que con sólo miraros ya sabéis que estáis pensando... 

De éste tipo de amig@s, solo encontrarás 3 en toda tu vida y con mucha suerte, así que mata y muere por ellos si lo encuentras.
Haz caso siempre de tu madre, siempre tiene razón... Ya lo descubrirás. 

Protege a tus hermanos, anteponlos a cualquiera, al final la familia es lo que queda, haz por pasar tiempo con ellos por muy pesados que ahora te parezcan.
Nunca empieces nada si no crees en que vayas a terminarlo, si te pido algo en esta vida que quieras concederme, es que siempre creas en ti y seas constante, como si fueras marea de mar...
No mientas, crea estrés y al final te pillan, mantén la promesa dada aunque la gente se burle de ti o se aprovechen, que lo harán.

Antes de dormir repasa el día que has vivido y alégrate por tus grandes logros, repasa tus pequeños errores y pregúntate si realmente es importante o tienen solución.
Y ahora descansa y duerme, te quiero.



Cristobal Pérez para Memento Vivere. Acuérdate de Vivir.