martes, 15 de octubre de 2013

Por Casualidad...




A veces y "por casualidad" surgen grandes momentos, escritos y experiencias. Alguien publica una frase, otro la continúa y así sucesivamente. Aquí el resultado:



Eres la casualidad más bonita que llegó a mi vida. 
Conviértete en mi monotonía, déjame ver más allá del horizonte de tus ojos.
Hazme sentir gigante en la miniatura de mi ser. Conviértete en el pozo de mis deseos, donde no se saciará mi sed. Mi deseo por ti es infinito.
Permíteme apagar el sol para encender tu amanecer. Déjame abrigar mis esperanzas de una mañana donde la única plenitud de mi alma sea contemplar tu rostro.
Y que tu rostro sea también en mis noches de insomnio la luz que brille con la luna y baile con las estrellas, iluminando mi existencia.
Existencia vacía y hueca si no estás. Como un náufrago a la deriva del destino y sus olas inciertas, arropado solo por mi corazón, anhelando cobijarse en tu cálido pecho, refugio de mis latidos, que suspiran por una eternidad a tu lado.
Eternidad en la que me abogo a vagar hasta el fin de los días si me falta tu recuerdo, tu presencia, tu sabor y tus caricias. Vagar como un pirata sediento de tesoros, insaciable su codicia, cuando solo el amor puede apagar su avaricia.
Ya no caminaré en la penumbra de la incertidumbre, ya no será más el vacío mi compañero. Ahora tengo el sol en mis manos... mi fe en tus ojos, cristalinos, fugaces...
Como las estrellas que pasan por mi firmamento, todas con tu nombre, tu fragancia, tu belleza...
Estrellas que pasan cada cien años, cada uno esperaré si con eso te vuelvo a ver. ¿Y poder abandonar este mundo con esta herida eterna de amor?
Sanar las heridas, curar nuestro llanto. Olvidarnos del todo y alentar nuestras almas. Dormir abrazados...
Seguir soñando que eres la casualidad más bonita que llegó a mi vida....



Escrito por Cristobal Perez, Franky Guillén Redondo e Isaac Ortigosa.