sábado, 22 de noviembre de 2014

A La Sombra De Un Noray...


Juego de las palabras de Territorio de Escritores




Llueve, de manera incesante, continua.
Marcando el tempo de cada gota,
de cada golpe que sacude las hojas,
que salpica la tierra.

El otoño remarca mis miedos, mi fragilidad.
Tú, jacaranda misteriosa, acechas mis sueños,
fría y oscura, te escondes en mi ser,
en los huecos de mi voluntad perdida.

El silencio invita a los recuerdos enterrados,
A elegir entre mi felicidad y tus esencias.
A noches jugando entre sábanas y olores.
A ocasos sabor cereza y albores humeantes.

Una luz rompe mi vida en sueños,
en la cama otro naipe sonriente,
invitando irónico a una nueva partida,
anclando mi condena, a la sombra de un noray...


Isaac M. Ortigosa.